A MI MANERA. ISABEL PANTOJA

viernes, 12 de noviembre de 2010

ENTERATE

Actuación de sonero cubano en Miami crea polémica

El músico cubano Cándido Fabré.

El músico cubano Cándido Fabré.

"Por siempre viva Fidel'' es la última frase que quisieran oír los exiliados de Miami, pero este estribillo de un tema del sonero Cándido Fabré podría ser una de las loas al ex gobernante cubano que se escuchen mañana en el club Aché, en pleno corazón de la Calle Ocho.

Con su llegada a Miami, el cantante y compositor de extensa trayectoria ha vuelto a avivar la polémica sobre el llamado intercambio cultural entre Cuba y Estados Unidos.

Desde principios de esta semana comenzaron a divulgarse en los medios de esta ciudad y en la red social Facebook videos de Fabré gritando consignas de apoyo al gobierno cubano como ‘‘Aquí no se rinde nadie, coj....", lanzada en abril en un concierto en la Tribuna Antiimperialista frente al malecón habanero.

También han causado gran indignación varios temas compuestos por Fabré a propósito de la enfermedad de Fidel Castro, en los que el cantante dice haberles orado a ‘‘Jesucristo y a la Caridad del Cobre para que te salvara''.

"Fabré es un redomado apologista del régimen de toda la vida. Su actuación es parte de un intercambio orquestado en Cuba en el que los artistas son ‘internacionalistas' que, en vez de llevar AK-47 como hicieron en Angola, traen aquí bongós y tambores'', expresó Manuel Prieres, que desde su blog Villagranadillo hace denuncias sobre lo que considera ‘‘un proyecto detrás del arte para que tengamos que cohabitar [con los artistas de la isla] y así olvidar el dolor''.

Prieres se sumará a un grupo de exiliados, entre los que se encuentra la organización Vigilia Mambisa, que se proponen manifestarse mañana a las 5 p.m. frente al Club Aché de la Calle Ocho y el domingo frente al Dade County Auditorium. En este teatro se celebra el concierto de Los Aldeanos y Silvito el Libre, también en Miami como parte del llamado intercambio cultural.

"Ya le llamamos el Club ‘Ché' '', expresó Prieres sobre Aché, que ha presentado en lo que va de año a numerosas agrupaciones de la isla como la Orquesta Aragón, La Charanga Habanera, Pupi y los que son, son y Gente D'Zona.

Los administradores del club Aché, Luz María Miranda y Juan González, no respondieron a los mensajes que dejó El Nuevo Herald en su contestador y con un empleado del negocio. Tampoco pudo ser contactado Fabré para que ofreciera sus declaraciones, como han hecho otros artistas que vienen de la isla.

Igualmente indignado por la actitud de los gerentes del club, que suelen dejar varios días los carteles que anuncian las presentaciones de los grupos de la isla, Pupi García, propietario de un negocio vecino, manifestó su intención "de protestar por primera vez en los 49 años que llevo en el exilio''.

"Es una falta de respeto, porque aquí hay demasiadas banderitas cubanas puestas en los cementerios, y cada tres casas hay un familiar de un fusilado, o de un preso, o una madre que se quedó sin su esposo o un hijo sin padre'', afirmó García.

"Aquí hay muchos artistas buenos que no tienen donde trabajar. Cuando vienen los de la isla, la entrada se cobra a $50 o $60 y luego dejan la zona VIP para los ‘camaradas' '', alertó García, preguntándose cómo Valls, propietario de los populares restaurantes La Carreta y el Versailles, y ‘‘que tiene en Miami una calle con su nombre, le renta el local a esta gente''.